Saltar al contenido

Torres de Mazarrón

En el siglo XVI se construyeron diferentes torres vigías en puntos estratégicos con el objetivo de proteger a la población de posibles ataques piratas. Entre ellas encontramos las siguientes:

 

  • La torre de Santa Elena o Santa Catalina

La Torre de Santa Elena situada en la Azohía (antigua aldea de pescadores en el término municipal de Cartagena) fue construida a finales del siglo XVI a una altura de 70 metros sobre el nivel del mar. En caso de un posible ataque de piratas berberiscos, se avisaba a la población que se refugiaba en la base de la torre a través de humo si éste tenía lugar durante el día, o con fuego si se trataba de un ataque nocturno.

Dicha torre, con forma hexagonal, consta de dos plantas con techos abovedados, que se comunican entre sí a través de una estrecha escalera de caracol.

Cabe destacar que es la única torre de costa que aún sigue en pie en Cartagena,  por lo que, actualmente está catalogada como bien de interés cultural.

 

  • Torre de Santa Isabel (Puerto de Mazarrón)

La torre de Santa Isabel, conocida por muchos como la Torre de la Cumbre, fue construida en el siglo XVI en la zona más alta de la pedanía de El Puerto de Mazarrón,

con el fin de avisar a la población de ataques piratas berberisco.

Dicha torre, al igual que la de Santa Elena, está considerada Bien de Interés Cultural.

 

 

  • Torre de los caballos (Bolnuevo)

La Torre de los caballos situada en la parte de poniente de la Bahía de Mazarrón (en Bolnuevo) fue construida con el fin de vigilar la costa de los posibles ataques de piratas berberiscos.

Construida en el siglo XVI, con el paso del tiempo ha sufrido diferentes remodelaciones, entre las que cabe destacar la anexión de la iglesia de Bolnuevo.

La Torre de los caballos está considerada Bien de Interés Cultural.

 

  • Torre del molinete (Mazarrón)

La Torre del Molinete o Torre de los Reyes Católicos data del siglo XV. Levantada en forma circular próxima a la fortaleza del Castillo de Los Vélez, en el municipio de Mazarrón, tenía como finalidad la defensa de la población frente a ataques piratas, al igual que las torres mencionadas anteriormente. Está considerada Bien de Interés Cultural.