Saltar al contenido

Semana Santa

Tenemos noticias de las primeras procesiones de Semana Santa en Mazarrón en el siglo XVI. Así, con fecha 21 de abril de 1579 la Marquesa de los Vélez manda una carta al concejo disculpándose a este por la actitud de su abastecedor general en la villa.

Semana Santa en Mazarrón

La carta de la marquesa de los Vélez dice textualmente así:

“Mucho agradezco la voluntad que por la suya muestran a las cosas de esta casa, y así en lo que tocare a esa villa, se tendría en ella particular cuenta en lo que toca a la prevención del lugar que dicen quiso tomar Alonso Merino, abastecedor general de mi Hacienda el Viernes Santo en la iglesia, y que en las procesiones que se han hecho a procurado lo mismo”.

El concejo colaborará en la celebración del Domingo de Ramos, y desde el siglo XVII, costeará los gastos de la compra de las palmas y los ramos con destino a esta procesión. Pero no será esta la única aportación que hará, cuidará que las calles principales estén limpias y decorosas para el paso de las procesiones, como así lo acuerdan en cabildo en marzo de 1767.

Las cofradías en Mazarrón en los siglos XVII-XVIII se agrupaban en torno a los distintos templos. La cofradía más antigua es la de Nuestro Padre Jesús Nazareno que tiene documentado su nacimiento entre los años 1653 y 1655, volviéndose a reglamentar en el año 1.876.

Esta época de mitad a finales del siglo XIX es una época de reconstitución de las cofradías en Mazarrón, y prueba de ello son los reglamentos que se conservan de las cofradías de la Verónica, San Juan, Nuestro Padre Jesús, y otras. Estas cofradías seguirían su funcionamiento hasta la guerra civil, cuando tras la destrucción de las imágenes, y una vez terminada la contienda hubo varias familias que tomaron voluntariamente la responsabilidad de sacar los desfiles procesionales delante con muy pocos medios.

En los años 50, con unas pocas docenas de claveles, lirios, tomillos, romeros, traídos del monte, se perfumaban las calles al paso del Calvario que con su cruz de madera desnuda formaba parte del desfile junto a los Pasos de Nuestro Padre Jesús, Santo Sepulcro, Nuestra Señora de la Soledad y San Juan.

Llegada la Semana Santa de 1981, y ante la práctica desaparición de los desfiles procesionales de Semana Santa, un grupo de vecinos adoptan la decisión de reorganizar y revitalizar los desfiles procesionales. Se constituye una sola cofradía, la Cofradía del Santo Cáliz de la Preciosísima Sangre de Cristo, que aprueba sus Estatutos el 6 de febrero de 1.989, y que estará compuesta por cuatro Agrupaciones, las mismas que posteriormente constituirán las cuatro cofradías que protagonizaran la Semana Santa Mazarronera, Nuestra Señora de la Soledad, Nuestro Padre Jesús, San Juan y Santo Sepulcro. Posteriormente, una vez consolidadas las cuatro cofradías aprobarían sus Estatutos desapareciendo la originaria que las contenía a todas.

Las procesiones de Semana Santa en Mazarrón tienen lugar, Miércoles, Jueves y Viernes Santo.

El Miércoles Santo tiene lugar la procesión de las Promesas, de reciente creación, ya que sólo se celebra desde el año 2008, interviene en ella la cofradía de Nuestra Señora de la Soledad, participando en ella el Cristo de la Soledad acompañado de un tercio de soldados romanos.

Semana Santa en el Puerto de Mazarrón

En el año 1994 concretamente, éste grupo de personas adquieren una imagen en pequeño de la Virgen de las Penas, que procesiona en la ciudad de Málaga y cuya sede es la iglesia de San Julián, en la citada ciudad

Una vez que la imagen estaba aquí, había que contar con los que dirigían la cofradía-hermandad de San Pedro, ya existente en Puerto de Mazarrón, para solicitar la participación en las procesiones de Semana Santa.

Seguidamente, éste grupo de personas (aproximadamente unas veinte) asíduas al Hogar de la Tercera Edad, recientemente inaugurado en Puerto de Mazarrón, solicitan autorización a su director, Don José Segura Obrero, para ubicarse en el mismo, autorización que les fue concedida a las personas que promovieron la idea, tales como Dª Mª Ángeles Martín Vigara, Dª Magdalena Herranz, etc., nominando como presidente a D. Pedro Chico.

A continuación encargan la construcción de un pequeño trono a D. Saturnino Agüera, para poder procesionar a la que llamarían, como en su Málaga de origen, Nuestra Señora de las Penas. El trono construido podrían llevarlo a hombros 8 costaleros que costeaban su propia indumentaria, que inicialmente fue de color negro. Estos costaleros fueron dirigidos por Francisco Caballero, quien en la actualidad continúa como capataz del paso.

En el año 1996, y con el visto bueno del Obispo de Cartagena, D. Javier Azagra Labiano, y conocimiento del Sr. Cura Párroco de la iglesia de San José, de Puerto de Mazarrón, y el Vicario de la zona, se constituye la Cofradía de Nuestra Señora de las Penas, generando los correspondientes estatutos basados en el comportamiento de la fe hacia la Iglesia e imagen de la Virgen, siendo miembros de la Junta de Gobierno, D. José Moreno Marín, como Presidente y Dª Mª Ángeles Martín Vigara, como Secretaria, aparte de un grupo de mayordomos y costaleros.

Por el año 1997, se produce un cambio en la junta de gobierno, entrando a formar parte D. Fernando González Cano, como Presidente, y D. Juan Navarro Molina, como Vicepresidente, más un grupo de mayordomos, costaleros, penitentes, etc., surgiendo de ellos la idea de adquirir una nueva imagen de la Virgen, pero de mayor altura y consecuentemente construir un nuevo trono más apropiado a las nuevas dimensiones.

Hasta que en 2002 se adquiere una nueva imagen, que es la que tenemos en la actualidad, que es bendecida por el Sr. Cura Párroco D. Roberto Burgos Azor, el día 21 de marzo del citado 2002.

En la actualidad la Virgen procesiona bajo palio de reciente adquisición, y la cofradía cuenta con 150 socios y más de 300 simpatizantes. 

Con fecha 19 de octubre de 2009 se aprueban los nuevos estatutos (los anteriores habían quedado obsoletos) éstos ya con carácter definitivo y siguiendo indicaciones de los mismos, con fecha 14 de enero de 2010 se celebran elecciones de las que sale elegida una nueva junta de gobierno.