Saltar al contenido

De Puntabela por las calas de Bolnuevo a la Playa de Percheles

La franja litoral que recorre estos itinerarios es uno de los últimos tramos costeros casi intactos que atesora el litoral murciano. La riqueza botánica, geológica y paisajística ampara la necesidad de su total protección. De forma pionera en España se dedicó parte de esta zona costera, formada por una sucesión de calas, a la práctica del naturismo. Hemos de ser respetuosos y consecuentes con este hecho a la hora de proponernos la excursión.
_Dificultad física_

Hay que realizar pequeños esfuerzos para superar pequeñas rampas y/o la duración no supera las tres horas.

_Dificultad técnica_

Encontramos senderos estrechos o de superficie irregular.

_Distancia_
Recorrido Rojo: 
Playa de Cueva Lobos 1,6 km, al punto de cruce de los recorridos Verde, Rojo y Azul 2 km, Playa de la Grúa 2,9 km, Playa del Benzal 5,8 km y Playa de Percheles 8,7 km. (sólo ida)
Recorrido Verde:  

3 km (sólo ida)

Recorrido Azul:  

2,9 km (sólo ida)

Recorrido Amarillo:  

1 km (sólo ida). Los tramos remarcados en negro son dos accesos por caminos asfaltados a la última parte del recorrido rojo. Nos pueden servir para que nos recojan con coche.

_Desnivel_
Altura de salida y Cota máxima: Valores despreciables salvo en la rutaverde que se alcanza la cota de los 90 m.s.m.
Apto para bicicleta de montaña: Este recorrido es susceptible de hacerse en bicicleta de montaña siguiendo el itinerario en rojo y evitando los itinerarios de otro color si nos gustan los terrenos trialeros.

_Duración_

Unas 3 horas.

_Coordenadas_

Inicio en Puntabela:

X: 648734 Y: 4158916.

Cruce en donde convergen la ruta roja, verde y azul:

X: 647255 Y: 4158715

La presencia de “algas” en algunas de las calas, son indicativo de la excelente calidad de las aguas colindantes. Este “alga” es la Posidonia oceánica que crece en praderas sumergidas cercanas a la orilla. Es un auténtico bioindicador de calidad de las aguas y sirve de vivero para muchas especies.

Durante el recorrido, podremos ver una vegetación compuesta de cornical, palmito, esparto, albaida y tomillo, siendo sustituidas en algunas zonas más propicias al encharcamiento por salados, sosas, barrillas y siemprevivas.

Esta excursión se encuentra dividida en varios tramos en función de la energía o tiempo disponibles. Se pueden montar varios recorridos, algunos de ellos circulares, o bien llegar hasta el final en la Playa de Percheles, que nos obligará a regresar sobre nuestros pasos. El total serían unos 18 km de la ruta roja ida y vuelta. Quizás contamos con alguien que nos vaya a buscar, o bien podemos contar con dos vehículos y previamente dejar uno en la citada Playa de Percheles. Para ello tenemos que desplazarnos con un vehículo hasta la pedanía de Cañada de Gallego (N-332), cruzar el grupo de casas que la componen y al final veremos un indicador de Percheles hacia la izquierda en dirección al mar. Conviene que pregunten a algún vecino para aumentar las indicaciones. En el camino de acceso a Percheles, a unos 300 mts antes de llegar, se ha instalado un arco de hierro pintado de blanco y rojo. Éste limita la altura de los vehículos que tienen acceso a la playa.