Saltar al contenido

CALAS 26/11/17

Este sendero a veces queda en simple vereda y otras se une a caminos, aunque por lo general es sendero. Siempre dibuja el trazado más cercano a los acantilados. Cuidado con ellos. Si continuamos más o menos paralelos a la línea de costa, terminaremos por llegar hasta la playa de la Grúa.

Debe su nombre a un antiguo muelle donde se embarcaba piedra y donde aún se pueden encontrar piedras a modo de embarcadero. Esta cala realmente está formada por dos (Playa de la Grúa y Cala Leño), separadas por unas rocas por las que tenemos que cruzar para pasar de La Grúa a Cala Leño, ambas muy parecidas. Por el recorrido azul hasta su final encontraremos dos calas más: en primer lugar la idílica Cala Desnuda muy cercana a Cala Leño y un poco más adelante la del Barranco Ancho.

El sendero continúa su desarrollo en la misma tónica que hasta ahora, pero con tramos que se reducen a una vereda, paralela a la costa coincidiendo con algún retazo de antiguo camino. Realmente se trata de una vereda que muchas veces la crea el excursionista, en ocasiones se divide en tres o cuatro veredas que más adelante se vuelven a fusionar. Les recomendamos que sigan la vereda. Si se pierden, sigan de forma paralela a la costa porque llegarán a la Playita del Hondón.

Fotos Gini Urrea.