Saltar al contenido

“EL PEÑASCO” ATIENDE A 12 MENORES DE LA ASOCIACIÓN LEYVA

La consejera de Familia e Igualdad de Oportunidades, Violante Tomás, junto con la alcaldesa de Mazarrón, Alicia Jiménez, visitó hoy a los menores tutelados por la Comunidad Autónoma de la asociación Leyva, para el desarrollo de ocio y tiempo libre de personas con discapacidad intelectual en la Región de Murcia, que pasan estancias de verano en el centro vacacional El Peñasco.

Tras la visita, Violante Tomás recordó que el Gobierno Regional tutela a un total de 956 menores, de los que 270 menores están en sus centros de protección, en programa Canguro, o con Acogimiento en Familia. Los niños que se encuentran en esta situación están bajo medida protectora de guarda o tutela, ya que han tenido que ser retirados de sus familias por situaciones de abandono, negligencia o cualquier otro indicador de desamparo.

La consejera destacó la gran labor que desarrolla la asociación Leyva, al ofrecer a estos 12 menores de entre 6 y 18 años, con una discapacidad física o intelectual, un auténtico hogar para su desarrollo personal.

La alcaldesa de Mazarrón, Alicia Jiménez, agradeció la visita de Violante Tomás y destacó “la calidad de los servicios que el municipio presta en verano a disposición también de iniciativas de política social y atención a quien lo necesita”.

En la visita, ha podido compartir una mañana, con sus rutinas habituales, con algunos de los niños que pasarán en turnos de 15 días por estos centros vacacionales.

La consejera quiso dar notoriedad a la labor ejemplar que realizan las entidades, con actuaciones de ocio y tiempo libre, en su afán para ofrecerles a estos menores una vida normalizada para su desarrollo personal. Las características de estos menores son diferentes, tanto en lo que se refiere a su problemática familiar, como al desarrollo psicológico, afectivo, cognitivo y social.

El Gobierno Regional destinó en 2016 un total de 8,6 millones de euros a los programas de acogimiento de menores, en los que participaron 1.271 niños tutelados, que pasaron a lo largo de todo el año por residencias y familias. Los motivos de las bajas en los centros son las adopciones, el acogimiento familiar con familia ajena, retorno a su familia de origen, retorno a su país de origen y acogimiento con familia extensa. La consejera declaró que “para nosotros es una enorme satisfacción apoyar a estos niños, ejerciendo su tutela y favoreciendo su crecimiento como personas”.